¿Por qué se produce la intolerancia a la lactosa?

Todo mamífero recién nacido, solo puede alimentarse con leche y el hombre no es la excepción, así que al nacer viene al mundo con la lactasa, que como ya se vió anteriormente es la enzima que desdobla o hidroliza «término usado por los químicos», la lactosa. Sin embargo, una vez superado los 2 a 4 años de vida, los humanos pierden esta habilidad. Ello es por una cuestión genética. Aunque no todos, es sabido que los europeos y los blancos de los Estados Unidos de América y Canadá digieren la lactosa sin problemas. Esto es debido a la adaptación a lo largo del paso de generaciones.

Se cree que el origen de la intolerancia humana a la leche, viene desde los primeros instantes en que el hombre descubre las posibilidades alimenticias de la leche de otros mamíferos. Es una hipótesis muy aceptada que cuando el hombre, obligado por la necesidad, bebió por primera vez la leche de otros mamíferos, buena parte del grupo que la degustó habría sentido los estragos propios de la intolerancia, tal como se manifiesta hoy. Sin embargo, así también debieron de haber quienes no se sintieron afectados, posiblemente por algún tipo de mutación interna, aunque no se sabe a ciencia cierta, está seria una buena teoría por la gran cantidad de mutaciones que existen en la naturaleza.

Nuevos estudios han demostrado que la intolerancia a la lactosa es recesiva, que quiere decir que la unión marital entre una persona intolerante y otra tolerante, da como resultado un bebe tolerante a la lactosa. Como consecuencia de ello, es de suponer que a largo plazo la intolerancia desaparecerá. Mientras tanto, se puede consumir la gran variedad de productos sin lactosa que hay en el mercado.

En resumen se puede decir que las causas más comunes que producen la intolerancia a la lactosa son:

  • Algunas enfermedades digestivas y lesiones del intestino delgado pueden reducir la cantidad de enzima producida.
  • En casos raros, algunos niños nacen intolerantes.
  • Algunos grupos étnicos y raciales están más ampliamente afectados que otros. Los afro americanos y nativos americanos y un alto porcentaje de los americanos de origen asiático son intolerantes a la lactosa. Esta condición es menos común entre personas de ascendencia noreuropea.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *