¿Qué es el Colon Irritable?

El Colon Irritable es un trastorno incomprendido que se suele achacar a los nervios. Se pueden escuchar frase como «pero si el médico te ha dicho que no tienes nada, que es sólo cuento»… «Es que es muy nervioso y por eso tiene Colon Irritable» … » Pues no tienes ninguna enfermedad,… bueno sí tienes Colon Irritable pero eso son los nervios».

Pero frases como las anteriores tienen explicación si entendemos el caos que significa su diagnóstico:

  • El Colon Irritable es lo que los médicos llaman una enfermedad funcional, es decir, no existe ningún correlato orgánico que les permita diagnosticarlo. Por esta razón se le atribuye a los nervios de la persona; cosa, que como explico en la sección de causas, es cierto solo en parte.
  • Se trata de una enfermedad por exclusión. Cuando se han realizado pruebas tales como Colonoscopias, rectoscopias, enemas de opaco, … y se hayan descartado otras patologías… tienes Colon Irritable.
  • El Colon Irritable es un cajón desastre, en el que viene a entrar cualquier persona con problemas digestivos a la que no se le puede hacer otro diagnóstico..
  • Dependiendo de la gravedad para una persona puede significar únicamente una leve molestia y otra puede tener serios problemas personales, sociales y/o laborales.

Otra forma de entenderlo mejor es conociendo su sintomatología más habitual:

  • Fuertes dolores de barriga, que habitualmente se alivian al ir al servicio.
  • Gases
  • Diarrea
  • Estreñimiento.
  • Alternancia de periodos de diarrea y estreñimiento.
  • Fatiga
  • Evacuación incompleta de heces o cuanto menos esta sensación.
  • Mucosidad en las heces.
  • Malestar general, en especial en las primeras horas del día.

Se pueden establecer hasta tres tipos básicos de Colon Irritable dependiendo de los síntomas como son:

  • con predominio de episodios diarreicos.
  • con predominio de episodio de estreñimiento.
  • con episodios alternantes diarreicos-estreñimiento.

Así mismo el Colon Irritable se suele asociar con otra serie de patologías como son Depresión, Ansiedad, Fibromialgia o Fatiga Crónica.

La lista de síntomas enunciados engloba buena parte de los que pueden llegar a presentarse. El padecerlos (lo normal es que se tenga desde solo un par en la mayoría de los casos, a todos en unos pocos desafortunados) no excluye en NINGUN CASO el realizar un diagnóstico diferencial por parte de un profesional de medicina digestiva. REPITO: es esencial descartar otras patologías léase cáncer, enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *