Intolerancia a la lactosa

La Intolerancia a la lactosa es una afección de la mucosa intestinal que imposibilita digerir la lactosa (azúcar en la leche), debido a una deficiencia de un enzima llamado lactasa, que normalmente producen las células que cubren el intestino delgado.

La Intolerancia a la Lactosa también se le conoce como «Deficiencia de disacaridasas, déficit de lactasa o intolerancia a la leche».

La Intolerancia a la lactosa es un problema que afecta a un gran número de la población mundial, la cual se ve imposibilitada de consumir productos lácteos por los trastornos gastrointestinales que causa este ingrediente de la leche.

Tolerancia a la lactosa-una anomalía rara.

Cuando se describió por primera vez en 1963 la intolerancia a la lactosa al parecer era poco común y sólo se observaba en ocasiones en la población caucásica. Sin embargo, a medida que se midió la capacidad para digerir la lactosa en personas de una gran variedad de antecedentes étnicos y raciales, pronto fue obvio que la desaparición de la enzima lactasa poco después del destete, o cuando menos durante la niñez temprana, es en realidad el estado normal en la mayor parte de la población mundial. Con pocas excepciones, el intestino de los mamíferos adultos produce poca lactasa, si acaso, después del destete.(La leche de los pinipedos- focas, morsas y leones marinos- no contiene lactosa.)

La excepción de la tolerancia a la lactosa ha llamado el interés de geógrafos y otros relacionados con la evolución de la población mundial. Al parecer, hace unos 10000 años surgió una mutación genética que favorecia la tolerancia a la lactosa cuando se introducian por primera vez productos lacteos. Posiblemente ocurrió en sitios en que se fomentaba el consumo de leche por cierto grado de supresiones dietéticas y en grupos en que no se fermentaba la leche antes de consumirse. (La fermentación desdobla gran parte de la lactosa a monosacáridos). La mutación habría resistido en forma selectiva, porque promoveria mayor salud, supervivencia y reproducción de quienes llevaban el gen.

Se ha propuesto que la mutación ocurrió en más de un sitio y a continuación acompañó a las migraciones de poblaciones en todo el mundo. Continúa sobre todo en caucásicos del Norte de Europa y en grupos étnicos en India, Africa y Mongolia. La frecuencia más elevada (97%) de tolerancia a la lactosa se observa en Suecia y Dinamarca, lo que sugiere una mayor ventaja selectiva en quienes son capaces de tolerar la lactosa relacionada con la exposición limitada a la luz ultravioleta típica de las latitudes del norte. (La lactosa favorece la absorción del calcio, que es limitada cuando no existe la vitamina D que se produce por exposición de la piel a la luz solar.)

Los productos lácteos no se conocian en EEUU hasta la llegada de europeos. En consecuencia, los nativos estadounidenses y todos los otros inmigrantes no europeos forman parte del 90% de la población mundial que tolera mal la leche, si acaso. Ello tiene implicaciones prácticas en cuanto a los programas de alimentación pública, como los desayunos y almuerzos escolares. Por fortuna, casi la mayoría de las personas que no toleran la lactasa pueden digerir leche en cantidades pequeñas a moderadas.

Para ir conociendo esta afectación de intolerancia a la lactosa, habría que conocer primero que es la lactosa.

La lactosa: La leche como todo alimento,está compuesto por agua y nutrientes,aunque a diferencia de la mayoria de ellos,esta contiene agua en más de un 80%:siendo el restante los nutrientes en si mismos o sea las proteinas,las vitaminas,los minerales, las grasas y los carbohidratos,estos últimos conocidos también como azúcares.Bien,pues buscando un símil de ejemplo diriamos que la lactosa es el azúcar de la leche como la maltosa es el azúcar de la malta o la sacarosa es el azúcar de la caña.Cabe decir que la lactosa es exclusiva de la leche,y que no se encuentra en ningún otro alimento conocido.Todas las leches originarias de mamíferos tienen carbohidratos en cantidades diferentes;sin embargo en muy interesante destacar que la leche más rica en lactosa es la leche humana.

Desde un punto de vista bioquímico, la lactosa es un disacárido formado por dos monosacáridos o azúcares simples, la glucosa y la galactosa. Este carbohidrato tiene su importancia para nuestros organismos,porque cumple las funciones siguientes:

  • En primer lugar, la lactosa provee de energia al organismo
  • Favorece el desarrollo de ciertas bacterias conformantes de la flora intestinal.
  • Estimula la absorción de calcio y fósforo

Pues bien, una vez ingerida la leche, está llegará al intestino donde sus nutrientes, entre ellos la lactosa, serán descompuestos para ser absorbidos y asimilados por el organismo. Y esto porque el organismo solo aprovecha los nutrientes si estos se encuentran divididos a su mínima expresión; Así pues un disacárido como la lactosa no es aprovechable si no está fraccionado en monosacáridos.

Ahora bien, la descomposición de la lactosa, en una situación normal, es llevada a cabo por la acción de la enzima lactasa; la cuál, mediante un complejo proceso químico, busca romper la unión existente entre los dos azúcares simples conformantes de la lactosa, glucosa y galactosa.

Este es el proceso normal, pero si por alguna razón la enzima lactasa no actuara o no estuviera presente, serían las bacterias intestinales las que se encargarían de desdoblar a la lactosa, aunque no muy eficientemente. Pues mientras en presencia de la lactasa la digestión era siempre limpia, o sea sin residuos, en el caso en que no actuara la lactasa, la digestión sería muy problemática, pues en esta se obtendrían residuos de hidrógeno además de otras sustancias, las cuales traerían consecuencias tan notorias como: El meteorismo (gases), los dolores de estómago y las diarreas.

Y esto es precisamente lo que ocurre con las personas que sienten estragos al consumir leche. Por una cuestión genética, les falta la enzima lactasa y no pueden digerir normalmente la lactosa.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *