2 Remedios Para El Colon Irritable – Caseros y Efectivos

Hay una buena noticia para aquellas personas que padecen de colon irritable: puedes hacer remedios caseros, con ingredientes totalmente naturales y en unos pocos pasos. En un par de minutos tendrás listos tus remedios para el colon irritable, que te ayudarán a mejorar tu calidad de vida, y a minimizar los síntomas de esta afección.

Dado que desde la medicina se han ofrecido pocas e insuficientes respuestas y soluciones eficaces a la problemática del colon irritable, muchas personas en todo el mundo han decidido por probar remedios totalmente caseros y ver qué tal resulta.

El resultado ha sido increíble y por su eficacia estos remedios se han popularizado como la mejor cura para el colon irritable.

Los mejores remedios para el colon irritable

Estos remedios se tratan de infusiones realizadas con hierbas naturales y que tendrán un proceso de preparación totalmente casero. ¡Sí, los harás tú mismo y en tu propia casa! ¿Qué mejor? Por eso, es esencial que sepas cómo hacerlos y, sobre todo, que ingredientes necesitarás para prepararlos.

Otro consejo indispensable, y antes de empezar con las recetas de estos remedios para el colon irritable es que consumas una o dos tazas de cualquiera de estas infusiones por día. Esto te ayudará a mejorar de manera significativa en unas pocas semanas, y verás cómo los síntomas del colon irritable (estreñimiento, diarrea, dolores) comienzan a disminuir.

Remedios para el colon irritable: 2 infusiones milagrosas

1. Infusión de menta

Compra menta real (o incluso puedes comprar semillas o una planta pequeña y mantenerla en tu casa) y coloca un puñado en un recipiente con agua. Lleva a fuego hasta que hierva, y deja allí durante diez minutos (hirviendo). Luego, cuela el líquido y ya tendrás tu infusión de menta lista para beber cuando quieras.

La menta ayuda a la relajación del intestino, a aliviar posibles dolores y a evitar las presiones estomacales que provocan los gases.

2. Infusión de jengibre

Un ingrediente exquisito que puedes utilizar a tu favor para darle batalla al colon irritable. Compra jengibre y córtalo en pequeños cubitos o rállalo. Coloca los cubitos o la ralladura en un recipiente con agua y lleva a fuego.

Cuando haya hervido, déjalo por quince minutos más y luego cuela para quitar la ralladura o los cubitos de jengibre. ¡Y listo! Ya tienes preparado tu infusión exquisita de jengibre. Puedes beberlo frío o caliente.

El jengibre es uno de los mejores ingredientes para todo tipo de afecciones relacionadas con el sistema digestivo y en especial con el estómago.

Recuerda beber diariamente dos tazas de cualquiera de estos remedios para el colon irritable (dos del mismo o una de cada uno) y prepárate para comenzar a ver los resultados en pocos días.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *